EL CRISTIANO Y LA POLITICA

Por: Marcos Alexander Guevara
marcosAguevara@hotmail.com


Dentro de la iglesia cristiana evangélica, cuando se conoce de un cristiano que tiene cualquier tipo de participación ideológica-política no faltan las personas que se escandalizan y le juzgan sin antes meditar si su punto de vista, de que un cristiano no puede ni debe tener actividad política, es correcta o incorrecta.

Los argumentos para descalificar dicha participación no tienen a la base un fundamento sólido que puedan sustentar a la luz de la palabra de Dios, ya que en ella no encontramos ningún impedimento para hacerlo. Examinemos algunos de ellos.

Uno de los argumentos que mas se escuchan es que “LA POLITICA ES SUCIA Y CORRUPTA”, esto no es cierto, la política es según el diccionario de la real academia española un Arte o traza con que se conduce un asunto o se emplean los medios para alcanzar un fin determinado”, la política es un instrumento que sirve para poder incidir de una manera directa en el manejo de el bien publico, es mas, la política tubo su origen en la mente de Dios cuando en Génesis capitulo 1 versículo 28 les dijo a los primeros seres humanos “Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y SOJUZGADLA”, (Sojuzgar quiere decir: Sujetar, dominar, mandar).

Es más la palabra “política” viene del griego politikós (πολιτικος), que significa: ciudadano, civil, relativo al ordenamiento de la ciudad.

Dios por ser un Dios de orden, estableció el ejercicio del poder para regular el estilo de vida de las personas con el objeto de implementar un orden justo dentro de la sociedad.

El que los actores principales de la vida política se aprovechen de sus puestos de autoridad para favorecerse ellos mismos y no respondan a las necesidades del pueblo que los eligió, no significa que la política en si misma sea descalificada, ya que en muy raros lugares donde el nivel de cultura política es avanzada, (aunque son muy pocos los hay) las vidas de las personas es mas digna.

Otro argumento que se escucha frecuentemente es que “los cristianos debemos poner nuestra mirada en las cosas espirituales y no en las terrenales, que eso de la política es terrenal y lo nuestro debe ser únicamente la predicación de la palabra de Dios”.

Auque parece certera esa aseveración no lo es, ya que en cada una de las paginas de la Biblia donde se nos muestra la enseñanza del evangelio siempre vamos a ver una profunda ingerencia de este en la sociedad, el ministerio del mismo señor Jesús siempre fue a favor de los mas necesitados, aunque con esto no estoy diciendo que una persona por el simple hecho de ser pobre ya tiene el favor de Dios, o que una persona por el simple hecho de ser adinerada ya esta condenada, no, lo que estoy diciendo es que el señor Jesús por ser en su naturaleza misma lleno de amor, bondad, clemencia, altruismo y humanismo, buscaba socorrer a las personas de mas escasos recursos, a las marginadas, a las desprotegidas, para dar alivio a sus vidas.

Siguiendo ese estilo de vida del señor Jesús, no nos queda a los cristianos otro camino mas que el imitar sus pasos, y en la participación política se presenta una manera mas amplia de poder ayudar a muchas personas que de una manera individual nos seria imposible, todo esta en poner al servicio de la sociedad una practica política cargada con los valores del reino de Dios y con el ejemplo que el nos dejo.

Otro argumento es el siguiente “Dios pone y quita reyes va a quedar el que Dios quiera y el que no quiera no va a quedar, que se haga la voluntad de Dios”.

Eso es certísimo, ya que el señor Jesús le dijo a Pilato, en el evangelio de Juan capitulo 19 y versículo 11 “Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba;” dejando por sentada esta verdad.

Sin embargo Dios no desciende desde el cielo corporalmente y señala con su dedo cual es el elegido para que gobierne el lo hace a través de un instrumento, aquí es donde debemos hacernos estas preguntas ¿Cuál es el instrumento que Dios utiliza para poner en el poder a un gobernante?, ¿Cómo Dios hace saber su voluntad en una elección eligiendo a uno y desechando a los demás candidatos?, la respuesta es única, el instrumento que Dios utiliza en los países democráticos es el VOTO, el apoyo que la mayoría de la población votante le da a un candidato.

Por lo anterior, si son nuestras conciencias la que Dios utiliza para definir algo tan trascendental para un pueblo como lo el gobernante que dirigirá el rumbo del país, debemos poner un especial cuidado a quien vamos a favorecer con nuestro voto, debemos meditarlo y muy bien; es algo que no se puede hacer al azar o influenciados por otras personas. Al voto debemos darle la importancia que Dios quiere que le demos.

De la misma manera muchos cristianos evangélicos sostienen que “No debemos ir a votar que lo hagan, los incrédulos yo tengo cosas mas importantes que hacer, además lo mismo me da si gana uno o gana otro, es lo mismo, me es totalmente indiferente”.

Esto es una declaración completamente irresponsable, insensata y alejada completamente de la voluntad de Dios, no es ese el razonamiento de un cristiano que ha comprendido el objetivo de Dios.

Es mas, no tengo problema alguno en asegurar que nosotros los CRISTIANOS, somos los llamados a tener lucidez con respecto a este tema, en medio de mucha efervescencia política, donde unos se pelean solo por pelear y que ni siquiera entienden que es lo que están defendiendo, en nuestros países los políticos se valen de muchas artimañas para ganar nuestro voto, unos mienten deliberadamente al punto de llegar a lo ridículo, otros con váratelas quieren ganar el favor del votante, y reparten gorras, camisas, llaveros, cantaros, carteras, cancioncitas bonitas, y una cuantiosa propaganda en los medios de comunicación, logrando el voto de muchas personas sencillas que se dejan llevar por todo eso.

Pero nosotros los hijos de Dios, a quienes él nos ha dado sabiduría, nos ha dado entendimiento y sobre todo, estamos para hacer su voluntad en la tierra es que debemos de jugar el papel que el quiere que juguemos, (y si alguien dice que eso no abarca la política, esta errado pues no podrá defender eso a la luz de la palabra de Dios, sino solo apoyándose en su pensamiento, sin tener fundamento alguno; y lo digo tan tajantemente porque se que en la Biblia no hay nada que diga lo contrario.).

Los cristianos no podemos ser descuidados y simplistas, hagamos la voluntad de Dios en todas las áreas de nuestra vida y no evadamos responsabilidades que Dios no quiera que evadamos.

Y con respecto a que nos da igual quede quien quede, que no nos importa, eso es un error garrafal, ya que las decisiones que tomen nuestros gobernantes buenas o malas, tienen impacto directo en nosotros, no somos inmunes a las maniobras gubernamentales, somos parte de la sociedad, es mas la Biblia así lo dice: “no somos de este mundo” pero reconoce que: “estamos en el mundo” y por estar en el mundo, somos participes de los bienes y los males que en el hay.

O acaso por ser cristianos, no nos cobran la luz, el agua, la vivienda, el estudio de nuestros hijos, no nos cobran impuestos, no nos afecta el alto costo de la vida, el precio en alza de los frijoles, el maíz, la leche, las tortillas, el pan, la medicina, el calzado, la ropa que nos ponemos, no nos afecta el alto precio de la gasolina, acaso no nos afecta, el costo del pasaje, acaso no hay una cantidad inimaginable de cristianos que no pueden encontrar un empleo para poder proveer lo necesario para sus casas, acaso no hay muchos cristianos padeciendo enfermedades que pueden tratarse pero no tienen como costearse un tratamiento, acaso no hay muchos cristianos que no tienen vivienda y les toca andar alquilando a precios elevados, ganando solo para eso, acaso no hay muchos hogares cristianos desintegrados por que ante la falta de oportunidades el padre emigro al exterior en busca de trabajo, y podría seguir preguntando, pero solo me interesa hacer una pregunta mas ¿acaso en todas estas cosas que he mencionado no tienen ingerencia los gobernantes y jefes de carteras de estado?, la respuesta es SI, y aunque nuestra esperanza es JESUCRISTO eso no quita que debemos ser mas celosos con nuestro voto, queramos o no somos afectados por las decisiones de los políticos, es entonces, indispensable que tomemos nuestra responsabilidad y le pidamos sabiduría al Dios todo poderoso, para saber cual es su voluntad y así él pueda poner sobre nosotros al gobernante que el quiere, utilizando de nuestro voto.

Es importante aclarar que como cristianos nuestra esperanza la tenemos puesta en nuestro DIOS, seria un error creer ingenuamente que con determinado candidato o partido político, las cosas cambiaran radicalmente y vamos a estar de maravilla, y que un gobernante nos dará la salida a todos los males, NO, en lo personal no creo en esa posibilidad, pero si soy de la idea que un gobierno un poco mas sensible humanamente podría implementar medidas que al menos amortigüen el impacto que los problemas sociales tengan en la sociedad, que no nos van a sacar de todos nuestros problemas, pero nos ayudaran generando oportunidades que nos permitan ser mas luchadores y competitivos cada día y de esa manera vivir una vida mas digna, porque la voluntad de Dios no es nuestra pobreza, sino nuestra bendición.

Hermanos Cristianos, llegara el día en que el señor venga a llevar a su iglesia y cuando eso ocurra, y le veamos tal y como el es, estaremos completos, ahí nos cumplirá las maravillosas promesas que dicen, “Enjugara Dios toda lagrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá mas llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Apocalipsis capitulo 21 versículo 4, entonces si, ya no necesitaremos de nada ni de nadie solo le necesitaremos a él, nos dependeremos de él, pero mientras estemos en esta tierra, debemos tomar nuestra posición como cristianos, como el sector de la sociedad al que Dios ha bendecido con sabiduría, y con sobriedad.

No pecamos al emitir el sufragio, no pecamos al participar activamente en política, si bien es cierto la iglesia cristiana evangélica como cuerpo de cristo es apolítica, es decir no favorece a ningún partido, cada uno como sujetos activos en una sociedad estamos en la obligación de jugar un papel acorde a la voluntad de Dios, y tratar, con el poder de nuestro voto, incidir afavor de los mas necesitados, ya que alfil y al cabo eso fue lo que cristo enseño y practico, El Amor al prójimo. La Biblia dice:

¿QUIEN COMO EL SABIO? ¿QUIEN CONOCE LAS RESPUESTAS? LA SABIDURIA DEL HOMBRE HACE QUE RESPLANDESCA SU ROSTRO Y SE ABLANDEN SUS FACCIONES. Eclesiastés capitulo 8 versículos 1 (NVI).

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.